Aniquilación a los inmigrantes sin papeles de forma inmoral

Que el Partido Popular está haciendo exactamente todo lo contrario de lo que anunciaba en su programa electoral es algo evidente; no subir impuestos, no recortar en sanidad, educación, etc…
Sin embargo sigue por esa linea cuando se trata de dar la espalda a los más desfavorecidos, en este caso les toca a los inmigrantes en situación irregular.

A los militantes del Partido Popular se les llena la boca cuando hablan de ayudar al débil -especialmente por medio de la Iglesia Católica- pero contradictoriamente ellos son los primeros que no sienten ningún tipo de compasión cuando, como consecuencia de las medidas tomadas, llevan al límite la vida de una persona.

Hablan de forma generalizada del inmigrante en España como una lacra para el conjunto de la sociedad, de modo que los sitúan como el centro de los problemas y responsables de que el actual sistema sanitario se encuentre al borde del colapso.

Ahora pretenden que los inmigrantes tengan que abonar una cuota anual de unos 710 euros -a modo de seguro médico- para que puedan ser atendidos en los centros hospitalarios.
¿Cómo van a subscribir este convenio por Ley con una persona ilegal en España?, es decir, para poder regularizar este tipo de seguro médico deberían existir legalidad en el inmigrante.
Pongamos un ejemplo.
Un inmigrante ilegal en España no puede trabajar de forma legal, por tanto no puede firmar ningún tipo de contrario en su situación, a menos que la empresa le conceda el permiso de trabajo y de este modo obtenga la tarjeta de residencia.

Pues en el caso del seguro sanitario es lo mismo, es decir, el inmigrante sin papeles que acepta el convenio para tener asistencia sanitaria por 710 euros al año debería ser regularizado y de este modo obtener su residencia.

En cualquier caso el Gobierno no ha tramitado esta nueva Ley de los 710 euros con un fin recaudatorio, sino más bien disuasorio en el sentido que “invitan” a los ilegales a que regresen a su país.

La inmoralidad de los “creyentes” del Partido Popular no parece conocer límites, en tanto que promulgan la doctrina católica y por otro lado no les tiembla la mano cuando hay personas que lo van a pasar muy mal a causa de sus irresponsabilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *